15 de agosto de 2007

Desconecta o la inutilidad de las palabras

Nos pasamos nombrando todas las cosas. Pie, ojos, coche, mano, leche, dibujo, barba, actor...
todo lo nombramos, insistentemente, los medio todo lo nombran y es algo necesario, pero de vez en cuando si queremos ser creativos, tenemos que dejar de nombrar las cosas (Irónico en un blog). Zen, si pero eso es otro tema. Dejarnos llevar. Si somos felices no hay necesidad de contarlo. Silencio. Montar en bicicleta. Escribir mas que solamente unos minutos. Seguir sin comentarlo ni vocalizarlo siquiera. Verlo todo sin mirar un punto fijo. Cuando lo vivas, aunque sea una sola vez entenderás lo que te cuento. Así que olvida lo dicho y actúa sin nombrar el acto.
Te recomiendo el libro: Aprende a dibujar con el lado derecho del cerebro, Betty Edwards. Ed. Urano.

2 comentarios:

elcorreodeeli dijo...

no entiendo! como disfrutamos las cosas sin contar, sin pensar en nada concreto!
Saludos!

natalia dijo...

Hola Gusglobo. Te cuento q esto d superar las distracciones externas lo he vivido, porq tengo alma d artesana. Realmente experimentas una sensacion de paz, el tiempo y la imaginacion vuelan, es una atmosfera unica, xq nada mas existe: solo vos y lo q estas creando.
Bueno! creo q me inspire.
te regalo mi comentario y voy a ver esos libros q recomendas.
(tendrias q ver mis tapices en telar mapuche...)